José María Vergeles, Consjero de Sanidad y Asuntos Sociales / HOY

Hoy, viernes, entra en vigor el toque de queda a partir de las diez de la noche

Las mesas de bares y terrazas sólo podrán ser ocupadas por cuatro personas, se reduce al 30 por ciento el aforo de los comercios y se suspenden las visitas en las residencias de mayores donde se haya iniciado el proceso de vacunación

REDACCIÓN

El Consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, anunció ayer un paquete de medidas encaminado a frenar el alarmante aumento de casos positivos en Extremadura.

Entre ellas destaca el establecimiento de la reducción de la movilidad nocturna a las 22 horas, la reducción del aforo del comercio a un 30 por ciento, la reducción a cuatro personas en las mesas de bares, terrazas y locales de hostelería, la suspensión de actividades deportivas privadas y el blindaje de las residencias de mayores donde se haya realizado la primera vacunación durante 28 días.

Únicamente se podrá circular por las vías extremeñas para la adquisición de medicamentos y otros bienes de primera necesidad; la asistencia a centros y establecimientos sanitarios; el cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales o institucionales; el retorno a casa tras realizar alguna de las actividades anteriores; la asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; motivos de causa mayor o la necesidad de repostar para realizar alguna de estas acciones.

En los locales de hostelería y restauración no se podrá superar el cuarenta por ciento del aforo en el interior y el cincuenta por ciento en terrazas, quedando sin efecto la medida de cierre entre las 18.00 y las 20.00 horas los días 1, 2, 5 y 6 de enero.

Estas normas, según manifestó el Consejero, tendrán una duración revisable de 14 días, en función de del desarrollo de la situación epidemiológica. Vergeles anunció estas restricciones en el momento más crítico de la región desde el comienzo de la pandemia, a la vez que notificó un cambio en el protocolo de rastreo, pasando la búsqueda de contactos estrechos de las últimas 48 horas a los siete días anteriores.