Vista parcial del patio de Educación Infantil / P.E.

El nuevo colegio abrirá sus puertas el 29 de noviembre

A falta de la finalización de las tareas de limpieza, todo está listo para el inicio de la actividad docente en el moderno y flamante centro educativo

Pedro Espinosa
PEDRO ESPINOSA

Después de una larga espera –más de una década-, la apertura del nuevo colegio Nuestra Señora de las Nieves está a punto de hacerse realidad. Una vez finalizada la instalación del sistema de telecomunicaciones y la limpieza integral de todo el edificio, el nuevo centro educativo abrirá sus puertas el próximo día 29, según han anunciado fuentes del citado colegio.

Ya ha llovido desde que en 2010 se presentara el primer proyecto para la construcción del colegio de La Zarza, un proyecto que, por cierto, no tiene nada que ver con el que ha dado lugar a la construcción actual. Desde entonces, las diferentes administraciones autonómicas han alegado motivos varios para ir dilatando el comienzo de las obras. Hasta que, por fin, en septiembre de 2018 dieron comienzo estas, que se han prolongado durante un periodo de tres años.

Tras el suministro del equipamiento (deportivo, sanitario, didáctico, tecnológico…), todo está preparado para que los 263 alumnos, acompañados de sus maestros, inicien en la fecha señalada una nueva etapa.

El inminente comienzo de la actividad docente obligará a que se proceda, en breve, al traslado de todo el material educativo, tanto de los profesores como de los alumnos. Por su parte, el ayuntamiento ha renovado el asfaltado de las calles próximas al centro escolar y ha señalizado las mismas. La instalación de farolas en la zona se realizará en un futuro próximo.

El nuevo y flamante colegio alberga seis aulas de Educación Infantil, doce de Primaria y un comedor, articulados en cinco módulos interconectados por un pasillo central.

En los dos primeros, de una planta, se ubican las clases de Infantil; en el central, el comedor, los despachos del equipo directivo y la sala de profesores, mientras que en los dos módulos restantes, se encuentran las aulas de Primaria, la sala de usos múltiples y la biblioteca, entre otras dependencias.

También dispone el nuevo recinto escolar de dos pistas polideportivas, un patio de recreo para los pequeños y otro para los mayores con una amplia superficie. Además, para las clases de Educación Física, el alumnado podrá hacer uso del pabellón polideportivo municipal, con el que linda el nuevo centro. La superficie construida total es de 3.240 metros cuadrados sobre una parcela de 10.000.

La próxima apertura del centro educativo constituye, sin duda, un hito en la historia de la localidad.