'Juan Bueno' y la tierrablanca: de la mina 'La Zarceña' a la de 'San Rafael'

Maquinaria utilizada en la extracción/SANTIAGO GARCÍA MOLINS
Maquinaria utilizada en la extracción / SANTIAGO GARCÍA MOLINS

A lo largo del siglo XX y principios del XXI, la mina de 'Juan Bueno' pasó de explotarse artesanalmente por los tierrablanqueros a ser objeto de concesión minera, reflejado en los yacimientos 'La Zarceña' y 'San Rafael'

FABIÁN LAVADO RODRÍGUEZ

Quién no ha escuchado en La Zarza a algunos nuestros mayores contar relatos acerca de Juan Bueno y la tierrablanca; de cómo se extraía laboriosa y penosamente a mano el caolín de los barreros y de cómo, posteriormente, se vendía por parte de esa figura, ya casi mítica, del tierrablanquero acompañado de su burro por los pueblos de la comarca y la región para encalar las casas.

Pero los tiempos fueron cambiando, la mecanización y la industrialización se irían abriendo paso, proceso al que no fue ajeno la mina de Juan Bueno. El primer intento de explotación, que a la postre resultó fallido pero abrió una espita para posteriores proyectos, fue llevado a cabo por el industrial emeritense D. José Fernández López, propietario de un gran emporio comercial donde destacaban, entre otras empresas, el Matadero Provincial de Mérida y la Corchera Extremeña. También con fines industriales, y de la mano del geólogo Vicente Sos Baynat, peinó toda Extremadura en busca de recursos mineros para explotar, entre ellos la mina de Juan Bueno. Así, el 20 de abril de 1953, D. Manuel Reynolds de Miguel, en representación de Fernández López, solicita a D. Joaquín Planell Riera, Ministro de Industria y Comercio, permiso de investigación minera para un yacimiento de arcillas refractarias en el paraje denominado 'Juan Bueno' dentro del término municipal de Zarza de Alange, para lo que tomará como punto de partida las ruinas del edificio de la antigua explotación minera. En total se prospectará un polígono rectangular que ocupaba 120.000 m2. A la mina se la denominará 'Zarceña'. En mayo, el capataz facultativo elaboró la memoria, proyecto, presupuesto y plano de la solicitud.

Trabajos en la miona a finales de los años 50
Trabajos en la miona a finales de los años 50 / SANTIAGO GARCÍA MOLINS

Memoria

El permiso de investigación nº 10281 de una mina de ocres de hierro y arcillas refractarias denominado «Zarceña» está situado en el término municipal de Zarza de Alange (Badajoz), a unos cuatro kilómetros del pueblo, en la llamada Sierra de los Barreros. El paraje se denomina Puerto de 'Juanbueno', por donde pasa un cordel de ganado que separa el final de la Sierra del Calvario del principio de la Sierra de los Barreros. El punto de partida es el edificio en ruinas de una antigua explotación de arcillas que se hallaba enclavado casi en el mismo puerto. Desde el punto de vista topográfico, la mina pasa por los senderos que van de Zarza de Alange a Guareña y Oliva de Mérida. Se halla en la vertiente de aguas al arroyo de la Calera, afluente del río Matachel. El permiso abarcaba 12 pertenencias (una pertenencia minera es el volumen de minerales o rocas contenidos en el suelo o subsuelo que tiene un cuadrado de 100 metros de lado en superficie) situadas todas sobre terreno baldío, pedregoso y sin cultivos. El propósito que se persigue es estudiar unos mantos de ocre ferruginosos alternantes con capas de arcillas refractarias que contienen óxidos metálicos como limonitas y hematites.

Proyecto

Como plan general de investigación se proyectó estudiar la riqueza y posibilidades de explotación de los minerales nombrados. Para llevarla a cabo se pensó ejecutar las siguientes labores: desde el nivel más bajo del collado donde está la demarcación, es decir, desde los 390 metros (sobre el nivel del mar) y aprovechando el declive del terreno, se trazará una trinchera a cielo abierto que a los pocos metros enboquillará una galería que penetrará a lo largo de las capas verticales de arcillas y ocres, en sentido SE, avanzando por ellas, estudiando sus posibilidades de explotación. La galería tendrá por encima de su techumbre un espesor de unos 30 metros y se proyectará una penetración de unos 40 metros. Durante su avance a derecha e izquierda se trazarán otras galerías normales secundarias con el fin de aprovechar los mantos de material paralelos a la galería maestra. Dada la naturaleza del terreno, las labores se llevarán a efecto principalmente a pico. El acarreo de escombro y de separación de minerales útiles se hará por carretilla. Para afianzar la galería maestra y las laterales se harán las entibaciones pertinentes. La escombrera se colocará a la salida de la galería principal aprovechando el desnivel natural del suelo.

Situación y zona de prospección de la mina 'La Zarceña'
Situación y zona de prospección de la mina 'La Zarceña'

Presupuesto

El terreno que se ha de perforar y trabajar es, en general, blando, si bien, en algunos puntos, las capas son tenaces y difíciles de arrancar del frente de labor. La dinamita no se empleará casi nunca. El coste por metro cúbico se puede evaluar en unas 20 pesetas por término medio. Teniendo en cuenta que el trabajo inicial constará de una galería maestra de 40 metros, una transversal de 20 metros, situada a los 10 metros del emboquillado, y otras dos de 20 metros por lo menos paralelas a la principal. Sumando a todo este gasto lo que se tenga que invertir en herramientas, edificios, instalaciones y aparatos, el presupuesto se puede especificar de la siguiente manera: galería maestra 40 m3 a 20 pesetas m3: 5420 pesetas; galería transversal 20 m3 a 20 pts. m3: 2720 pts.; dos galerías secundarias de 30 m3 a 20 pts. m3: 4080 pts. y por instalaciones, herramientas, etc. 10.000 pts. Importó el presupuesto la cantidad de 22.220 pesetas.

El 24 de agosto de 1954, se comunicó a Fernández López que el 13 de octubre se procedería a la señalización de los límites del terreno objeto de la solicitud por parte del personal del distrito minero de Badajoz, para que acudiera él personalmente o una persona debidamente autorizada. Finalmente, el 20 de diciembre de 1954, en virtud del Reglamento General para el Régimen de la Minería de 1946, se procedió a la cancelación del expediente «Permiso de Investigación La Zarceña nº 10.281» ya que no existía terreno franco para conceder el permiso, por superponerse dicha solicitud a los registros mineros «San Rafael» y «Ampliación a San Rafael» también en término de Zarza de Alange.

Años después, a finales de los 50, D. Santiago García Matz, capataz de la mina, puso en marcha la explotación de Juan Bueno para la obtención de caolín. Posteriormente, la mina 'San Rafael' que ocuparía terrenos del Monte Calvario, Juan Bueno y Los Barreros, fue explotada de forma intermitente, con métodos todavía muy rudimentarios, a cielo abierto o realizando pozos y excavaciones hasta encontrar los niveles de mayor riqueza en caolín, que debía secarse antes de transportarlo. En 1970, el grupo minero de San Rafael, perteneciente a la empresa Caolines Extremeños S.A., produjo un total de 4000 toneladas brutas de las que un 50% fue el mineral vendible. El caolín se utilizó para insecticidas, pesticidas, pinturas y otros usos, sugiriéndose la posibilidad de ser empleado como material cerámico.

La mina «San Rafael», ampliada en los años 90 del pasado siglo, alcanzó una producción de 50.000 toneladas por año, ya destinadas al sector cerámico. Contiene unas reservas de 800.000 a 1.000.000. de m3, aunque no toda la arcilla sericítica-caolinítica alcanza el grado de calidad que necesitan ciertos mercados. Ya en el siglo XXI, la mina, perteneciente a la empresa Minas de La Zarza S.A., estuvo en funcionamiento hasta hace escasos años. Su producción en el quinquenio 2005-2009 fue la siguiente: 2005 (40.000 toneladas de producción bruta - 22.222 m3, con una venta de 30.000 t. por un valor de 300.000 euros), 2006 (50.000 t. - 22.727 m3, venta 32.000 t. por 331.000 €), 2007 (15.000 t. - 6667 m3, venta 9500 t. por 99.500 €), 2008 (16.000 t. - 7111 m3, venta 10.200 t. por 103.200 €) y 2009 (15.000 t. - 6667 m3, venta 10.721 t. por 102.700 €). El mineral fue vendido a la empresa Cerámica Malpesa, de Bailén (Jaén) para la fabricación de ladrillos de cara vista y adoquines cerámicos, y La Oliva de Madrid para ladrillos y tejas.

Fabián Lavado Rodrígez (Cronista Oficial de La Zarza)