'Los itinerarios culturales de Europa', de los que forman parte las pinturas rupestres de La Calderita, premio Carlos V

Vista general del abrigo de La Calderita/ARCHIVO
Vista general del abrigo de La Calderita / ARCHIVO

En esta iniciativa, compuesta por 33 rutas, se encuentra 'Caminos del Arte Rupestre Prehistórico', entre los que se halla el famoso abrigo de la sierra de La Zarza

FABIÁN LAVADO

La directora general de Acción Exterior y presidenta de la Comisión Ejecutiva de la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste, Rosa Balas Torres, acompañada por el director de la misma Fundación, Juan Carlos Moreno, anunció la semana pasada el fallo del XIII Premio Europeo Carlos V, que este año se ha concedido a los 'Itinerarios Culturales del Consejo de Europa', cuya candidatura resultó seleccionada entre las 24 propuestas.

Esta iniciativa, nacida en 1987, está compuesta por 33 rutas, entre las que se encuentra 'Caminos del Arte Rupestre Prehistórico' del que forma parte la cornisa de pinturas rupestres de La Calderita, ubicada en La Zarza.

Es la primera vez que este premio se entrega a un programa y no a una persona física, como ya fueron galardonados Jacques Delors, Felipe González, Mijail Gorbachov, Marcelino Oreja, Helmut Kohl, Jorge Sampaio, Simone Veil y Sofía Corradi, entre otros. Este galardón, otorgado por el Patronato de la Fundación Academia Europea de Yuste, a propuesta de un jurado compuesto por personalidades de reconocido prestigio en los distintos ámbitos socioculturales de Europa, además de los propios miembros de la Academia Europea de Yuste y anteriores premiados, reconoce a personas, organizaciones, proyectos o iniciativas que hayan contribuido al conocimiento general y engrandecimiento de los valores culturales e históricos de Europa o al proceso de integración de la Unión Europea.

Pinturas del panel central
Pinturas del panel central / ARCHIVO

La entrega del premio, presidida por el Rey Felipe VI, tendrá lugar en el Monasterio de Yuste, donde vivió sus últimos años el emperador Carlos V, el 9 de mayo, coincidiendo con el Día de Europa.

Recordar que el arte rupestre de La Calderita abarca un amplio período temporal, desde los inicios del Neolítico hasta el Calcolítico (6000-2000 a.C.), que evidencia procesos de gran movilidad económica, social y cultural, de ahí su riqueza en cuanto a tipología de figuras y técnicas de ejecución. Su estilo se encuadra en el llamado arte rupestre esquemático, con pictogramas poco naturales y muy sintéticos, con un predominio de los motivos simples, salvo algunos antropomorfos que presentan cierta complejidad.

El 14 de enero de 2011, la Junta de Extremadura declaró Bien de Interés Cultural el abrigo de La Calderita con categoría de zona arqueológica, destacando que las representaciones artísticas que albergan sus paredes se consideran claves para entender los procesos de complejización social e ideológica de las sociedades prehistóricas que poblaron esta zona del suroeste de la Península Ibérica. Posteriormente, al abrigo rupestre se le concedió otra importante distinción por parte del Consejo de Europa al ser incorporada al Itinerario Cultural Europeo «Caminos del Arte Rupestre Prehistórico» que ofrece una gran variedad de destinos arqueológicos y rupestres como las cuevas de Altamira y Tito Bustillo, el dolmen de Soto y Parque Cultural de Siega Verde en España, las iglesias rupestres de Matera (Italia), las cuevas del valle de La Vézère (Francia) y el valle Foz-Côa (Portugal), muchos de ellos reconocidos por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.