La Guardia Civil celebra con una misa el día de su Patrona

El convite, al que asistían numerosos vecinos de Alange, Oliva de Mérida y La Zarza, ha tenido que ser suspendido debido a la crisis sanitaria del coronavirus

Pedro Espinosa
PEDRO ESPINOSA

Debido a la actual situación de pandemia que está condicionando la celebración de numerosas actividades, la festividad de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil este año ha tenido un sabor diferente.

Los guardias civiles del cuartel de Alange, acompañados de algunos familiares, han asistido hoy, lunes, 12 de octubre, a la solemne misa oficiada en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Milagros por el párroco, José Ignacio Pérez García con las correspondientes medidas de seguridad. En el acto estuvieron acompañados por la alcaldesa de la localidad, María Julia Gutiérrez.

El sargento comandante de puesto del citado acuartelamiento, Julio Romero, ha lamentado no haber podido continuar con la tradición de compartir la fiesta, como en años anteriores, con los vecinos de la demarcación –Alange, La Zarza y Oliva de Mérida-. «Ha resultado todo muy extraño y triste, pues tras la misa celebrábamos un convite con toda la gente y disfrutábamos de una jornada que, en esta ocasión, no se ha podido realizar», ha manifestado el máximo responsable del cuartel.