Francisco José Farrona Navas, alcalde de La Zarza / HOY LZ

«Vamos a salir adelante todos juntos,nadie se va a quedar en el camino»

«Hasta el momento, la situación está controlada en la localidad gracias al cumplimiento de las medidas por parte de las vecinos», señala el alcalde a HOY La Zarza

Pedro Espinosa
PEDRO ESPINOSA

¿Qué valoración puede hacer después de un mes y medio de estado de alarma?

En lo relativo a la salud, buena, pues el virus no ha afectado como en otras localidades. En cuanto al apartado social y económico, aún es pronto para valorar, aunque ya hay sectores que están viéndose afectados. Lo peor es la incertidumbre sobre cuándo acabará, para cuándo una vacuna, duración y proceso de la desescalada, etc.

¿Cómo valora el comportamiento de los vecinos?

En general, el comportamiento está siendo responsable y solidario, cumpliendo con las normas, por lo que como alcalde me siento enormemente orgulloso de ellos.

Pero como en toda regla, siempre hay excepciones. A pesar de que en los primeros días se comenzó informando, en las últimas semanas se han ido sancionando diversas conductas irresponsables.

¿Qué acciones concretas se están llevando a cabo para luchar contra el coronavirus?

Dimos los primeros pasos antes del 14 de marzo, con el aplazamiento de la Ruta de la Tapa, la supresión de las visitas a la residencia de ancianos, el cierre de espacios públicos y servicios y el aumento de la limpieza en los edificios municipales.

Una vez declarado el estado de alarma, se tomaron muchas decisiones en poco tiempo, tales como el aumento de horarios de la policía local, coordinación con la Agrupación local de Protección Civil y con la Guardia Civil, notas informativas tanto a la ciudadanía como a los establecimientos afectados por dicho estado, reestructuración de los servicios municipales, ayuda a numerosos vecinos desde los servicios administrativos en la gestión de trámites con otras administraciones públicas, etc.

En cuanto a la desinfección de viales, los operarios municipales de lunes a viernes, incluso algunos festivos, han desinfectado los puntos críticos y más transitados, las primeras semanas con una empresa autorizada y, posteriormente, con la incorporación de numerosos agricultores locales, tareas en las que ha colaborado la Diputación de Badajoz

En lo referente a la adquisición de mascarillas, el consistorio ha adquirido 800 mascarillas ffp2, repartidas a los trabajadores de los establecimientos abiertos al público, personal sanitario, fuerzas de seguridad y trabajadores del Centro de Salud y Residencia de Ancianos, y en unos días, se repartirán en todos los centros de trabajo del municipio. Además, en los próximos días llegará un pedido de 10.000 mascarillas quirúrgicas.

¿Ha habido algún momento particularmente difícil desde que se decretó el estado de alarma?

Los primeros días hubo ciertas dudas sobre la aplicación y el seguimiento de las medidas decretadas. Y presión, mucha presión, además de la preocupación por 'blindar' un colectivo tan vulnerable como la Residencia de Ancianos.

En definitiva, no había manual escrito ni nadie sabía cómo gestionar estas situaciones. En todo momento, intentamos aplicar el sentido común, actuar desde la serenidad y hacer todo lo posible y lo mejor posible.

¿Qué proyectos se han visto afectados por el coronavirus?

Entre los eventos más importantes que hemos suspendido, podríamos citar la Ruta de la Tapa, la Feria del Ganado y el Día del Libro.

En cuanto a obras, está paralizada la mejora de la piscina municipal y están pendientes de iniciarse diversas actuaciones en diferentes vías de la localidad como la mejora de acerados en la calle Victoriano Caballo, la pavimentación mediante adoquinado de la calle Pedro Cortés de Monroy o la mejora en redes de saneamiento en distintas calles, entre otras.

¿Qué pel va a jugarpa el Ayuntamiento en la recuperación del sector productivo local?

Desde el Ayuntamiento pondremos todos los recursos disponibles para salir todos juntos de esta situación y que nadie se quede atrás. Desde el principio de esta situación se está trabajando en un Plan Extraordinario Económico y Social que ayude a combatir las consecuencias de esta crisis que contendrá tres grandes bloques: empresas y autónomos, familias y personas y medidas tributarias. Cuando se empiece a normalizar la situación, iniciaremos una ronda de reuniones con los sectores afectados.

¿Se están tomando medidas con las personas más vulnerables?

Aparte de las medidas adoptadas por la Junta de Extremadura y el Gobierno de España, a nivel local se han aplazado los pagos de impuestos delegados en el OAR, se ha realizado una primera transferencia económica al grupo de Cáritas Parroquial destinada a familias necesitadas por valor de 2.000 euros; se han atendido, a través de la Policía Local y Protección Civil, necesidades de diversos colectivos y vecinos, se ha mantenido el servicio de ayuda a domicilio en aquellos usuarios que han considerado que permaneciera, y desde los servicios administrativos municipales se está facilitando la realización de diversas gestiones.

¿Cómo vive el alcalde estos días de confinamiento?

Sinceramente mal, para qué nos vamos a engañar. Se duerme poco y mal, sin dejar de pensar en cómo continuar ayudando. Por lo demás, mi tiempo transcurre entre el Ayuntamiento y la familia.

¿Cree que van a cambiar actitudes o prioridades de las personas después de superar esta crisis?

Esa es la gran duda que creo que tenemos todos. A corto plazo creo que van a cambiar las formas de valorar lo verdaderamente importante de la vida y no lo urgente, pero la gran pregunta es el tiempo que nos durará este cambio de actitudes y prioridades, y si volveremos otra vez a la urgencia y no a lo importante de nuestras vidas.

¿Qué mensaje transmitiría a la población?

Estoy seguro de que vamos a salir adelante y más reforzados, y lo vamos a hacer todos juntos, sin que nadie se quede en el camino. Por último, me gustaría agradecer, también, y no me cansaré de hacerlo, el esfuerzo y la solidaridad de tanta gente y tantos colectivos que anteponen el bien común a los intereses personales.