Estefanía Nieto Trinidad, en imagen reciente / CEDIDA

«El deporte no es de niños o de niñas, el deporte es salud»

Entrevista a Estefanía Nieto Trinidad, cinturón negro segundo DAN y emprendedora en La Zarza

CLAUDIA TEJADA MATEOS

Estefanía Nieto Trinidad, cinturón negro segundo DAN, directora técnica de escuelas deportivas (TD1 Y TD2) en judo y defensa personal, monitora deportiva, además de emprendedora en La Zarza. Sus inicios en el mundo del judo fueron a los 7 años precisamente en este pueblo en el que reside, en el Gimnasio NOYBE, hasta los 16 años, de la mano de Domingo Ceborro y continuó en el Club de Judo Stabia en Mérida, con Miguel Martínez. Actualmente compite en la liga nacional de clubes, con el equipo de judo Club Stabia, e imparte clases en La Zarza en su nuevo Club de Judo, llamado TANDOKU.

¿Siempre has sabido que tu deporte era el judo o has practicado otros?

Yo comencé haciendo otros deportes como, gimnasia rítmica, atletismo, voleibol y actividades extraescolares, porque siempre me ha gustado mucho el deporte y mantenerme activa. Con el judo comencé a los 7 años. Mis primos impartían judo con el que fue, y sigue siendo, mi sensei.

Llegue por casualidad a una clase y me llamó la atención, pero en ese momento mis padres no estaban de acuerdo con que practicara este deporte, aunque más adelante decidí acabó siendo otra de las muchas actividades que practicaba después de salir del colegio. A medida que fui creciendo y los estudios eran más exigentes tuve que escoger en qué empleaba mi tiempo, ya que era más escaso. Tuve que descartar algún deporte de los que practicaba y poco a poco me quede solo con el judo, era el que más me atraía.

¿Cómo ha sido tu trayectoria en el mundo del deporte? ¿Siempre ha formado parte de tu vida?

Como he mencionado, practiqué varios deportes, hasta que me decante por el judo. Cuando yo ya llevaba bastante tiempo practicando judo y estaba en los mejores años de competición, empezó a ponerse de moda otro arte marcial, el ju-jisut. Mi sensei decidió aprovechar la buena forma física que tenía para poder entrar en competición, y ganar una medalla a nivel nacional.

Siempre ha estado presente en mi día a día desde muy pequeña, siempre he sido muy inquieta en ese aspecto, no era una niña a la que le gustara pasar tiempo sin hacer nada. Pero cuando crecí las responsabilidades también crecieron, el negocio familiar requería de mi ayuda, por lo tanto tuve que apartarme un poco del mundo del deporte, no podía dedicarle todo el tiempo que me hubiera gustado. Pero nunca he dejado de practicarlo. A parte de mis clases de judo, también buscaba siempre algún hueco para coger la bici, me relajaba muchísimo, y como ya he dicho lo de estar quieta no era lo mío, el deporte siempre ha estado y sigue estando presente en mi vida, es parte de mí.

¿Te has planteado dedicarte al deporte de forma profesional o alguna vez se te ha presentado la oportunidad?

Ser deportista profesional requiere de mucho esfuerzo, compromiso y del 100% del tiempo, dos de esas tres capacidades las tenía, sin embargo la tercera no. Debes tener claro que esa es tu meta desde muy pequeño para poder luchar por ella y estar al nivel que exige el deporte profesional. Para cuando yo pude tomar la decisión de dedicarme a ello ya no era posible, porque era muy mayor.

La oportunidad se presentó, pero yo era menor de edad y decidían mis padres por mí, ellos en ese momento decidieron que no.

¿Cómo ha influido en dicha trayectoria el hecho de vivir en un pueblo? ¿Las oportunidades son más limitadas?

Mi trayectoria limitada y las oportunidades escasas. Disponíamos de pocos compañeros a la hora de entrenar, teníamos que salir fuera a visitar a clubes amigos, dependíamos siempre de vehículos de los que no siempre se puede disponer.

Sin embargo, yo noto mucho cambio a día de hoy, las oportunidades son otras, hay muchas más opciones y el deporte es parte del compromiso diario que hace el pueblo con sus habitantes. El pueblo ha mejorado mucho en este sentido, aunque seguro que mejorará más.

A menudo se hace evidente que el deporte femenino pasa inadvertido, ¿has sentido algún impedimento en el ámbito deportivo por el hecho de ser mujer?

Por suerte en este deporte nunca he sentido ningún impedimento ni ningún tipo de discriminación. En judo las competiciones se dividían por género y peso, por lo tanto estaba igualado y nadie tenía menos oportunidades.

Es verdad que en clases era mayoría el género masculino frente al femenino. Pero a mí eso no me importaba, e incluso lo utilizaba a mi favor. Ya que por norma general entrenaba con chicos que tenían más fuerza que yo y esto me servía de cara a la competición, porque mis competiciones eran contra chicas de un peso inferior al de mis compañeros con los que practicaba.

¿Cómo crees que podría darse visibilidad al deporte femenino de tal manera que se equipare a la visibilidad que tienen las competiciones masculinas?

No tiene que haber diferencia en la elección de una actividad por el hecho de ser hombre o mujer. El deporte no es de niños o de niñas, el deporte es salud, es cuestión de gustos y dedicación. Y cualquier actividad va a ser positiva para nuestro físico y también nuestra mente, independiente de que seamos del sexo femenino o masculino. Y así creo que debería inculcarse en las familias, ya que creo que son el máximo referente en las edades tempranas y considero que se debería animar a los hijos e hijas a hacer deporte y no condicionarles por el hecho de que consideren que es un deporte que no es para niñas o que no es para niños, el deporte no tiene género ni sexo.

Por otro lado, el futbol en ocasiones eclipsa el resto de deportes por no tratarse de deportes para grandes masas. ¿Crees que otros deportes necesitan mayor visibilidad? ¿Cómo podría conseguirse esto?

Sí, efectivamente el futbol eclipsa a los demás deportes.

De hecho, en edades tempranas, en los casos en los que a algún niño no le gusta el futbol, acaban por no practicar ningún deporte. Esto se debe a numerosos factores. En primer lugar en el núcleo familiar suele ser el deporte del que se habla, por el que más admiración se siente y por tanto el que más se fomenta. Además, es el que más aparece en la en los medios de comunicación, por lo tanto del que más se tiene referencia. Los medios de comunicación mayoritariamente se hacen eco de este deporte y prácticamente nunca de otros. Las oportunidades de realizar otros deportes, en especial en los pueblos, son muy limitadas. Por no hablar de que la publicidad deportiva prácticamente en todos los casos está protagonizada por futbolistas hombres. Por todo esto se convierten en referentes, y esto provoca que niños y adultos los admiren y prefieran practicar futbol y no otros deportes, que desde luego no dan ni fama, ni dinero, como para ganarse la vida.

Para dar más visibilidad a otros de portes en primer lugar propondría mejorar todo esto que he mencionado, si los referentes cambian las prioridades cambian y esta tendencia preferente hacia el fútbol también. Para que esto sea posible estos deportes necesitan tener mayores presupuestos que les permitan darse a conocer, y para que sea posible hace falta obtener de las instituciones públicas ayudas y subvenciones equitativas para los demás deportes, que en los medios de comunicación se hable de todo tipo de competiciones y no solo las deportivas, y que en los núcleo urbanos, y en especial en los pueblos, se informe las por plataformas digitales o cualquier otro método, todas las opciones deportivas que hay, ya que a veces los habitantes no saben que hay oportunidad de practicar otros deportes en el pueblo.

Ahora has puesto en marcha un proyecto de emprendimiento en relación con el deporte, ¿en qué consiste?

Es una escuela en La Zarza de judo base registrada y homologada a nivel regional, es decir, nos centramos en la práctica de este deporte en edades tempranas, de 4 años en adelante. Sin embargo, también tenemos la opción de formar a adultos aunque son una minoría. En esta escuela inculcamos los valores que nos proporciona este deporte, enseñamos a los judokas a caer y derribar a sus oponentes a través de juegos lúdicos, ejercicios de psicomotricidad, competiciones, convivencias, etc.

Aparte del judo también hemos iniciado un proyecto de entrenamiento personales, en grupos reducidos. Hacemos un seguimiento programado a cada uno de nuestros clientes y corregimos malos hábitos. Este proyecto está enfocado en acabar con la obesidad, la inactividad física y mejorar la salud y calidad de vida.

¿Crees que la zarza fomenta el deporte y las oportunidades en torno a este?

En la Zarza si se fomenta. Pero el problema es que hay mucho abandono en el deporte, se práctica como un hobby y no como una actividad con la que te comprometerse y en la que centrarse, no hay continuidad. Esto provoca que negocios que pretenden vivir de esto, les resulte muy complicado, porque los hábitos cambian tan a menudo que no les permite mantenerse a flote. Un día se práctica mucho una actividad y al día siguiente se han olvidado de ella.

¿Qué propones para que en la zarza se promueva más las actividades deportivas y las oportunidades profesionales en el mundo del deporte?

Aunque considero que si se promueven las actividades deportivas, también considero que esto no se hace con las oportunidades profesionales en torno al deporte. Hay mucha gente formada en el mundo del deporte y muy pocas pueden vivir solo de su profesión. Por parte de las instituciones publica debería haber menos oferta de actividades para no eclipsar a las que ya lo hacen de forma privada, ya que los pequeños negocios no pueden competir con las ofertas que hacen las instituciones públicas a precios muy bajos o incluso gratuitas. Me gustaría que se a ayudara a los negocios que se centran en el deporte en vez que se les haga la competencia, porque entonces en el pueblo nunca podrá haber este tipo de negocios. Y apoyar más a los profesionales de este «mundillo» con eventos a nivel local.

¿Te queda alguna meta por cumplir en el mundo del deporte?

Seguir siendo constante en mi trabajo y nunca dejar de lado el deporte por el hecho de que sea una profesión complicada. Renovarme si es necesario, seguir formándome en este aspecto para estar a la orden del día y seguir animando a todo el mundo a que practique deporte y facilitándole la opción de hacerlo. Porque deporte, sea cual sea el que se practique, es equivalente a salud.