Aspecto del recinto ferial durante la fiesta / P.E.

La fiesta musical de los 80 y 90 reúne a varios cientos de personas en el recinto ferial

Tres dj's se encargaron de animar al público asistente desde las 11 de la noche hastan las seis de la madrugada

Pedro Espinosa
PEDRO ESPINOSA

Que la gente tiene ganas de fiesta es una realidad palmaria. Innegable. Así se pudo comprobar este sábado en el recinto ferial, donde se concentraron varios cientos de personas –algunos hablan de cerca de un millar- de diferentes generaciones en torno a la música de los 80 y 90.

Tres dj's con distintos horarios y diversas respuestas del público asistente fueron los encargados de la animación: Dope Nope, Xavi in Session y Kino Romero. Desde las 11 de la noche hasta las seis de la madrugada.

Familias con niños (había servicio de ludoteca infantil), jóvenes, menos jóvenes, grupos de amigos tanto de la propia localidad como de otras poblaciones de la comarca…, todos ellos con un denominador común: ganas de pasárselo bien.

El recinto ferial se convirtió en punto de encuentro con el trasfondo musical de la música ochentera que sirvió para rememorar canciones y éxitos de hace escasas décadas conocidas por todos. El servicio de barra, a cargo del CD Zarceño, a tope. La cola para adquirir los tickets de las consumiciones duró casi toda la noche.

En cuanto a la música, sonido de gran calidad, a pesar de que, en opinión de muchos de los presentes, se abusara del género tecno y se echara en falta música española de la época.

Las principales notas positivas, la excelente respuesta del público a la cita y la ausencia de incidentes.