Ofrenda a la Virgen, recepción en el Ayuntamiento y baño en El Pilar

Foto de familia tras la ofrenda floral a la Virgen/P.E.
Foto de familia tras la ofrenda floral a la Virgen / P.E.

Tras la jornada deportiva de la mañana, por la tarde tuvieron lugar diferentes actos para celebrar el éxito conseguido

Pedro Espinosa
PEDRO ESPINOSA

Si por la mañana acaparó el protagonismo el partido de fútbol en la ciudad deportiva, por la tarde jugadores, cuerpo técnico, directivos y aficionados disfrutaron de diversas celebraciones.

Los actos programados comenzaron con una ofrenda floral que el Club realizó a la patrona, Nuestra Señora de las Nieves. El capitán, José María Gómez, y el presidente, Domingo Cerrato, serían los encargados de ofrecer sendos ramos de flores a la Virgen.

Uno de los jugadores en el balcón del Ayuntamiento
Uno de los jugadores en el balcón del Ayuntamiento / P.E.

Por su parte, el párroco local, Nacho Pérez García, que dio la bienvenida y felicitó a los asistentes, recibió una camiseta conmemorativa firmada por todos los jugadores. Finalizó el acto con el himno a la Virgen entonado por Juan Almendro y acompañado por algunos de los presentes.

A continuación, la comitiva se dirigió a pie por la calle La Carrera hacia la Plaza del Ayuntamiento donde serían recibidos por el alcalde, Francisco Farrona. Tras las correspondientes palabras de felicitaciones, los jugadores fueron subiendo al balcón municipal donde el primer edil les entregaría una placa a cada uno de los integrantes de la plantilla y estos pudieron dirigir unas palabras a los aficionados. El Club obsequió a Farrona con una camiseta enmarcada y rubricada por los futbolistas.

La celebración en El Pilar no podía faltar
La celebración en El Pilar no podía faltar / CEDIDA

Por último, una vez finalizadas las solemnidades, vino el baño en El Pilar. Allí, jugadores, directivos y algunos aficionados, sobre todo, pequeños, tuvieron la oportunidad de darse un chapuzón –la tarde invitaba a ello- para festejar el éxito conseguido. Sería este el broche de oro a una jornada inolvidable que, sin duda, quedará en el recuerdo.