Destacada participación zarceña en las Millas Romanas

Participantes zarceños en las Millas Romanas/CEDIDA
Participantes zarceños en las Millas Romanas / CEDIDA

Mario Benítez entró en cuarta posición tras recorrer los 100 kilómetros de la prueba en algo menos de 13 horas

IVÁN BENÍTEZ

De espectacular se podría calificar la participación zarceña en las Millas Romanas, una de las pruebas deportivas más duras y exigentes de nuestra región.

Las millas empiezan a ser una prueba marcada en rojo en el calendario de corredores y senderistas de la localidad. Un total de 22 participantes tierrablanqueros (18 en la larga y 4 en la corta) tomaron la salida en la edición de este año. Esta prueba ha sido, sin duda, uno de los centros de atención en La Zarza a lo largo del fin de semana, seguida a través de la página de Facebook del Consejo Local de Deportes.

En la presente edición, las Millas se han desarrollado en sentido inverso a las últimas ediciones, con salida y meta en el acueducto de los milagros de Mérida, recorriendo Mérida, Alange, La Zarza, Villagonzalo, Valverde de Mérida, San Pedro de Mérida, Cornalvo, Aljucén, Proserpina y Mérida.

Aparte de la exigencia de la prueba, los participantes también tuvieron que hacer frente a unas condiciones climatológicas adversas -frío, agua o granizos-, condicionantes que realzan más aún el esfuerzo y sacrificio de todos ellos.

Mario Benítez, con su hermano y su madre
Mario Benítez, con su hermano y su madre / CEDIDA

En el terreno meramente deportivo, aunque todos tienen un mérito enorme, merece mención especial el deportista local Mario Benítez, que consiguió finalizar la prueba en cuarta posición invirtiendo un tiempo total de 12 horas y 52 minutos. El hecho de recorrer nuestros parajes y calles del pueblo en primera posición hizo vibrar a los espectadores que siguieron la prueba, como ha reconocido el propio corredor en sus redes sociales. El infortunio se alió con él en varios tramos de la prueba, ya que se perdió en dos ocasiones a lo largo del recorrido, circunstancia que permitió a sus seguidores darle alcance e, incluso, sobrepasarle. Pese a estas incidencias, el corredor se mostró muy contento y satisfecho con su actuación.

La prueba de las LXVII Millas comenzó a las 20 horas del pasado viernes en el Acueducto de los Milagros y la llegada tuvo lugar el día siguiente entre las 8 y las 20 horas.

En las XXX Millas los participantes salieron del Cortijo de Campomanes, en Cornalvo, para recorrer un total de 40 kilómetros. De los 1.171 participantes, 799 se inscribieron en la prueba larga, mientras que 372 lo hicieron en la corta.