Comienzan las obras de pavimentación de varias zonas de la localidad

Obras de mejora en la carretera del cementerio/CEDIDA
Obras de mejora en la carretera del cementerio / CEDIDA

Las actuaciones, con un presupuesto de 113.819,15 euros, se licitaron a mediados de noviembre de 2018 resultando adjudicadas el pasado mes de enero

REDACCIÓN

El viernes, 1 de febrero, comenzaron las obras de pavimentación e instalación de reductores de velocidad en varias calles de la localidad.

Las zonas de actuación serán la carretera del cementerio, las calles Ranchetes y Cervantes, la calleja de los Moros, algunos tramos de las calles Veredilla, Miraveles, Coso, avenidas de Alange y de Villagonzalo y travesía de Cruces, entre otras.

Además, se instalará un total de 14 reductores de velocidad en las avenidas de Villagonzalo y de la Constitución, así como en las calles Olivares, Pila de los Frailes, Miraveles y Amistad.

Según el alcalde, Francisco Farrona, «continuamos con el plan de pavimentación que año tras año se ha ido realizando. De esta manera, en los dos últimos años se han pavimentado las calles La Mina, El Pozo, Valdelirios, accesos por Juanbueno , parte de las calles Juanbueno , Ranchetes , Buenavista, La Mina, Cáceres, avenidas de la Paz y Juan Carlos I, aparcamientos en avenida de la Constitución, se ha construido y ampliado un nuevo vial en el polígono industrial y se ha instalado una veintena de reductores de velocidad.

Así mismo, el primer edil avanza que próximamente se licitará una primera fase de acondicionamiento de la avenida de Alange en su entrada a la localidad desde la carretera EX–105.

Entre las tres anualidades se van a pavimentar con alquitrán más de 30.000 metros cuadrados y se instalarán más de una veintena de reductores de velocidad en distintas calles de la localidad.