Un momento del acto de graduación / P.E.

El Auditorio acoge la graduación del alumnado que finaliza Primaria

Discursos, becas, orlas, regalos, emociones… se mezclaron en un acto al que asistieron numerosos familiares

Pedro Espinosa
PEDRO ESPINOSA

Las graduaciones se han convertido, desde hace algún tiempo, en un acto habitual en la mayoría de los centros educativos. Y el colegio Nuestra Señora de las Nieves no podía se runa excepción.

El pasado viernes tuvo lugar en el Auditorio Municipal la graduación de 29 alumnos que dirán adiós, dentro de unos días, a su paso por el Centro tras una estancia de nueve años en el mismo.

Arrancó el acto con unas palabras del director, Pedro Espinosa, que animó a los jóvenes estudiantes a continuar formándose para ser buenos profesionales y ciudadanos responsables. Siguieron en el turno de intervenciones representantes de las familias de los dos grupos de sexto quienes, entre otros aspectos, agradecieron la labor desarrollada por los docentes en el proceso educativo de sus hijos.

Seguidamente se dirigieron al público asistente los tutores, Paqui Corbacho y Pedro Pérez, que, con unas emotivas palabras, dieron las gracias a los escolares por su actitud y comportamiento estos años y les desearon mucha suerte en su nueva etapa de Secundaria. Posteriormente, los jóvenes estudiantes fueron pasando a recibir la beca y recoger la orla de manos de varios de sus antiguos maestros. Con los correspondientes montajes audiovisuales y entrega de regalos finalizó un acto en el que las lágrimas afloraron en los rostros de los asistentes en diferentes momentos del mismo.

Por último, los asistentes se trasladaron a la terraza de los Salones Selene para tomar un aperitivo.