Blanca Benítez finalizó la Maratón de Sevilla

"Dedico esta maratón a mi padre, que me inculcó el amor por el deporte"

Blanca Benítez, con la dedicatoria a su padre :: CEDIDA
ENTREVISTA

Blanca Benítez Romero, nacida en La Zarza hace 32 años, es licenciada en Historia, en la especialidad de arqueología, por la Universidad de Extremadura. Ha trabajado como arqueóloga durante varios años, pero las actuales circunstancias laborales la han obligado a diversificar su experiencia laboral, trabajando en puestos de  administración, docencia, monitora  deportiva y sociocultural, así como en tareas comerciales.

En la actualidad reside en Sevilla, donde trabaja en la campaña de atención a los clientes de la compañía aérea de Iberia.

- ¿Qué sentiste al finalizar tu primera maratón?

- Es difícil concretarlo en un sentimiento o palabra, fue un subidón de energía positiva: alegría, emoción, felicidad, orgullo, ilusión... Sobre todo mucha satisfacción al conseguir un sueño y un reto personal, y poder dedicárselo a mi familia, en especial a mi padre.

- ¿Cuánto tiempo llevabas preparándote?

- Desde que hace aproximadamente un año y medio retomé mi afición a correr, he intentado mantener una cierta regularidad. Para esta carrera empecé a entrenar cuando realicé la inscripción,  hace unos tres meses,  aunque por distintas circunstancias me ha faltado algo de preparación para la prueba.

- Uno de los recuerdos más bonitos sería la entrada en el Estadio Olímpico, ¿qué sensaciones llegas a experimentar?

- Me sentí  grande, importante, no cabía en mí de felicidad. Resultó muy emocionante, no pude contenerme y alguna lágrima cayó. Es complicado explicarlo, es una de esas sensaciones que te marcan y que cada vez que lo recuerdas no puedes evitar sonreír, puesto que se trata de un recuerdo muy bonito.

- A lo largo de esos 42 kilómetros, ¿qué cosas se te pasan por la cabeza? ¿En qué piensas?

- Uff, se te pasa de todo. Desde preguntarte qué haces allí hasta convencerte de que hay que conseguirlo. Te acuerdas de las personas que te han animado, piensas en entrenar más la próxima vez, en seguir, en no abandonar, en la gente que se deja la voz animándote a tu paso...

- Suponemos que para afrontar una carrera de este tipo hay que ser muy fuerte psicológicamente, ¿cómo es la preparación mental?

- Al enfrentarte  a este tipo de retos deportivos es fundamental tener un objetivo claro. En mi caso tenía clarísimo que quería acabar la maratón. Era la primera vez que me enfrentaba a esta distancia por lo que la ilusión y las ganas de completarla hicieron que la motivación fuera muy grande.

- ¿Qué tipo de alimentación llevas en los días previos?

- La semana previa a la prueba se recomienda una dieta lo más equilibrada posible (carnes, legumbres, pescado, fruta, pastas...) y completarla con el consumo de frutos secos, miel... No hay que privarse de comer, incluso se pueden coger uno o dos kilos que serán eliminados el día de la prueba. En los tres días previos se hace hincapié en la ingesta de pastas y arroz, y por supuesto, en la hidratación, que resulta fundamental hasta el momento de la carrera.

- ¿Desayunas algo especial ese día? ¿Qué tomas durante la carrera?

- El desayuno debe ser completo, pero nada fuera de lo normal. Yo tomé mi desayuno habitual: dos tostadas de aceite con jamón cocido y una buena taza de cola cao. Lo único que tomé extra fue medio plátano y un poco de agua antes de tomar la salida. Durante la prueba es fundamental la hidratación, por lo que el agua y la bebida isotónica resultaron fundamentales en los avituallamientos, además de plátano y un par de geles de glucosa.

- ¿Tienes entrenador? ¿Con quién entrenas?

- No tengo entrenador. Habitualmente entreno sola, aunque a veces vez hago alguna escapada con familiares y amigos.

- ¿Qué valores puede desarrollar una persona en una maratón?

- Ante todo, superación. También, esfuerzo, entrega, pasión, valor, constancia, perseverancia, fuerza mental, resistencia al dolor... Y, por supuesto, respeto y admiración. Me emocionó mucho compartir carrera con padres y madres que corrían con sus hijos y multiplicaban por dos su coraje y esfuerzo.

- ¿Cuál fue el momento más difícil de la prueba?

- Lo pasé realmente mal sobre el kilómetro 20, cerca del ecuador de la carrera. No me sentía bien, estaba agotada y los músculos me pesaban. Llegué a plantearme el abandono, puesto que faltaba mucho para el final, pero continué con la cabeza puesta en aguantar un poco más. Conseguidos los 30 kilómetros, la prueba cambió para mí y hasta el 39 me sentí bien. Los últimos tres kilómetros se me hicieron bastante duros, el cansancio y agotamiento eran cada vez más latentes y costaba continuar, pero me decía a mí misma que si había llegado hasta ahí, tenía que terminar.

- Háblanos del día después, ¿cómo es la recuperación?

- No recuerdo en mi vida haber tenido tanta pesadez en mi cuerpo. Los dos días siguientes a la maratón sentí muchas molestias, debido al cansancio y al esfuerzo, pero es increíble lo rápido que se recupera el cuerpo. Al cuarto día ya me planteaba salir a trotar.

- Y el ambiente de la carrera, ¿cómo es por dentro?

- Genial, no puede ser mejor, festivo y muy alegre durante los momentos  previos a la salida y los primeros kilómetros. A medida que avanzaba la carrera, las palabras de ánimo y los comentarios entre corredores avivaban la motivación. El público estuvo sobresaliente. Emocionaba ver a tantas personas desconocidas que se dejaban la voz a para animarte a su paso.

- La Maratón de Sevilla es una de las más populares de España. ¿Cuántos participantes tomaron la salida?

- Me consta que las inscripciones quedaron completas, unos 11.500 corredores. No sé el número real de atletas que tomaron la salida, pero fuimos casi 9.000 los que finalizamos la prueba.

- ¿Qué te motivó para participar en esta maratón?

- Desde pequeña he convivido de forma directa con el deporte ya que en el ámbito familiar nos lo han inculcado como una forma de vida activa. Siempre he practicado atletismo y la carrera de fondo ha sido con lo que más he disfrutado. La maratón es la prueba reina entre los atletas y desde siempre  soñé con poder correrla. A lo que se sumó un reto personal y querer dedicársela a alguien que siempre quiso completarla: mi padre.

- ¿Se inscriben muchas mujeres en el maratón femenino?

- Cada año va aumentando el número de participantes femeninas. Poco a poco vamos siendo muchas las que nos atrevemos  a correrla.

- ¿Piensas participar en más pruebas de largo recorrido?

- Me encantaría, esto de correr engancha y cuando consigues un objetivo automáticamente surge otro un poquito más complicado. Me gusta mucho correr  por montaña y estoy empezando a aficionarme a este tipo de pruebas, incluso ya tengo en mente algunas carreras por montaña de largo recorrido.