Cientos de personas visitan en estas fechas el cementerio

El párroco José Ignacio Pérez García ofició la misa del Día de los Difuntos

Aspecto del cementerio durante la misa
MUNICIPIO

El sábado, uno de noviembre, Día de Todos los Santos, y el domingo, Día de los Difuntos, numerosos vecinos y familiares venidos de otras poblaciones han acudido al camposanto para llevar flores y emociones a los nichos y sepulcros en los que reposan los restos de sus seres más queridos.

El camino del cementerio se ha convertido en estos días en un constante ir y venir de coches y personas a pie que, beneficiándose de una agradable climatología continúan con la tradición de preparar, acondicionar y adornar las sepulturas con crisantemos, claveles, gladiolos...

En la mañana de hoy,  domingo, ha tenido lugar la tradicional "misa de Difuntos" en el cementerio, oficiada por el cura párroco local José Ignacio Pérez García, que ha congregado a multitud de feligreses.

Ante la visita de tantas personas en días tan señalados,  los servicios municipales se han encargado, como han venido haciéndolo todos los años, de preparar a conciencia las instalaciones y de adecentar tanto el propio camposanto como sus alrededores  para que todo esté a punto en unas fechas en las que se registra una gran afluencia de visitas.