El Club de Senderismo, a punto de salir volando

Aparte de la ruta, asistieron a una clase de parapente

Uno de los monitores iniciando el despegue

El Club de Senderismo "Peñas Blancas" realizó el pasado domingo la conocida Ruta de los Molinos, que transcurre entre Arroyomolinos y Montánchez, en la provincia de Cáceres. Un día espléndido acompañó a los senderistas durante los 15 kilómetros del recorrido de una ruta que transcurre a través de una garganta que alberga numerosos molinos harineros, algunos de ellos, muy antiguos.

 Tras tomar unos churros para coger fuerzas antes de emprender la marcha, el medio centenar de senderistas se dirigió hacia la Piedra del Dedo Meñique, llamada así porque ofrece la posibilidad de mover sus cuarenta toneladas con un simple empujón con la mano. Pero no hubo suerte y el grupo no encontró la famosa piedra.

Reanudada la marcha, entre paredes de piedra y abundante vegetación, comenzó la subida a Montánchez por una calzada empedrada paralela al Arroyo de los Molinos que servía de acceso a los mismos.

 Entre robles y castaños, los marchadores fueron aproximándose a su destino final, pero antes, una parte del grupo decidió subir a las antenas, donde se encontró con la sorpresa del día, un club de parapente, que estaba practicando saltos en la cima de la sierra, aprovechando la excelente climatología que brindó el día. "El espectáculo fue realmente maravilloso" afirmaron miembros del club senderista, algunos de los cuales sintieron ganas de saltar

 Tras escuchar atentamente las explicaciones de los monitores, los senderistas tomaron cumplida nota y emplazaron a los responsables a impartir una charla en la localidad, como primer paso a futuros vuelos.

 La jornada terminó en las terrazas de la cuadrangular Plaza de España de Montánchez, centro neurálgico del pueblo.