Detalle del plano de la provincia de Extremadura (T. López, 1798)
Detalle del plano de la provincia de Extremadura (T. López, 1798)

La Zarza en el Interrogatorio de 1791 de la Real Audiencia de Extremadura (Fabián Lavado Rodríguez)

  • HISTORIA LOCAL

  • "La cabaña ganadera se componía, a finales del siglo XVIII, de 1100 cabezas de ganado vacuno, 3600 de lanar, 1020 de cabrío, 1200 de cerda y 13 yeguas"

En 1775, a petición de las ciudades de Badajoz, Mérida, Plasencia y la villa de Alcántara, todas con voto en Cortes y en representación de la región, solicitaron al Consejo de Castilla la creación de una Real Audiencia en Extremadura para poner fin a los perjuicios y agravios que suponía para los extremeños “el costoso y distante recurso a los tribunales superiores constituidos fuera de la provincia”, en este caso, las Chancillerías de Valladolid y Granada, así como otros problemas de índole socioeconómico.

Años después, Carlos IV, mediante Pragmática Sanción de 30 de mayo de 1790, creó la Real Audiencia de Extremadura con sede en Cáceres “por ser pueblo más sano, mejor surtido, más poblado y más oportuno que otro alguno de aquella provincia”, ubicándose en el antiguo Hospital de la Piedad. El ámbito de su competencia abarcaba, de norte a sur, desde el puerto y la sierra de Baños hasta Sierra Morena y, de este u oeste, desde el Reino de Toledo hasta Portugal, así como algunos pueblos limítrofes de las provincias actuales de Salamanca, Córdoba, Sevilla y Huelva; territorios de los que se dibujó el correspondiente mapa.

Escudo de Carlos IV en la Real Audiencia (Cáceres)

Escudo de Carlos IV en la Real Audiencia (Cáceres)

El 24 de abril de 1791, día del acto de apertura de la Real Audiencia, se notificó que nueve Partidos junto con sus correspondientes poblaciones (379 en total) compondrían la Provincia de Extremadura, primera creación territorial y jurisdiccional de Extremadura: Trujillo (83 comunidades), Cáceres (17), Alcántara (37), Plasencia (61), Coria (36), Badajoz (36), Mérida (40), Llerena (48) y La Serena (21), que no coincidía exactamente con el perímetro regional actual.

Para conocer cual era el estado real de Extremadura, el 24 de enero de 1791, en cumplimiento de una R.O. del Consejo de Castilla, el rey dispuso que se visitaran cada uno de los Partidos (la visita al Partido de Mérida, al cual pertenecía Zarza junto Alange, estuvo encabezada por el Excmo. Sr. Conde de la Concepción). Para tal fin se confeccionó un Interrogatorio de 57 preguntas que debían contestar “las justicias, párrocos, ayuntamientos y personas particulares de los pueblos integrados en cada partido” sobre diversos temas: denominación del lugar, situación geográfica, jurisdicción, población, recursos naturales, urbanismo y comunicaciones, labores agropecuarias, industrias, servicios, sanidad, administración, fiscalidad, recursos municipales, justicia, ejército, enseñanza y actividades religiosas. Estas respuestas pusieron de manifiesto que, ante todo, la agricultura y la ganadería eran las actividades dominantes y sobre las que se requería mayor información.

Por desgracia, las respuestas correspondientes al Partido de Mérida (formado por 40 poblaciones: Mérida, Torremexía, Aljucén, Esparragalejo, Calamonte, Cordovilla, Carmonita, Carrascalejo, Mirandilla, La Nava, San Pedro, Trujillanos, La Garrovilla, Don Álvaro, Valverde, Villagonzalo, Zarza junto Alanje, Alanje, Villafranca, Azauchal, Almendralejo, Arroyo de San Serván, Lobón, Puebla de la Calzada, Montijo, Torremayor, Montanches, Albalá, Benquerencia, Zarza de Montanches, Valdemorales, Torre de Santa María, Alcuéscar, Arroyomolinos, Almoharín, Valdefuentes, Salvatierra, Botija, Torremocha y Las Casas de Don Antonio) se perdieron, a excepción de 15 poblaciones, no conservándose entre ellas las de La Zarza. Por suerte, al menos sí se preservó una hoja-resumen del partido emeritense que recogía una serie de datos cuantitativos sobre distintas cuestiones, pero sin la calidad y cantidad de información que proporcionaban las 57 preguntas del Interrogatorio.

La Zarza en el Interrogatorio

La Zarza aparece en el Interrogatorio como Zarza junto Alange, con el título o nombre de villa, privilegio que consiguió en 1589 tras pagar al rey Felipe II la cantidad de 16762 ducados, lo que supuso la independencia de Alange y la potestad de aplicar justicia entre otros privilegios. Jurisdiccional y territorialmente pertenecía al Gran Maestre y a la Orden de Santiago, es decir, al rey Carlos IV como cabeza de la Orden desde que el papa Adriano VI unió para siempre el maestrazgo de Santiago a la corona en 1523

.

Vista de La Zarza

Vista de La Zarza / F.L.R.

Eclesiásticamente, al igual que todo el Partido de Mérida, no pertenecía a ninguna diócesis, por lo que no estaba bajo el mando o jurisdicción de ningún obispo, es lo que se conoce como “nullius diocesis” o “vere nullius”. Esto sucedía cuando desaparecía alguna diócesis por distintas circunstancias históricas, como ocurrió con Mérida, que tras la invasión árabe, perdió su dignidad de sede metropolitana (que ostentó desde el siglo III al IX) en favor de Santiago de Compostela.

Distaba de Mérida, capital del partido, tres leguas (alrededor de 17 kilómetros) y de Cáceres, sede de la Real Audiencia de Extremadura, catorce leguas (unos 78 kilómetros). Su término municipal se extendía 1/4 de este a oeste y los 3/4 restantes de sur a norte.

El acceso a los cargos municipales se realizaba por el cupo de la “mitad de oficios”, que consistía en repartirse a la mitad los cargos del concejo entre hidalgos y pecheros, situación que favorecía a los primeros, pues estadísticamente eran muy inferiores en número a los segundos, lo que los colocaba en una posición de privilegio social, económico y político. La forma de elegir estos cargos era por medio de la llamada insaculación, que consistía en introducir en un saco pequeño (sacculum) u otro recipiente, boletos o papeletas con el nombre de los candidatos propuestos a los distintos cargos, sacando al azar las necesarias para que aquellas personas sirvieran a los empleos o cargos que se trataba de proveer.

Instrucción para la visita de la Real Audiencia de Extremadura

Instrucción para la visita de la Real Audiencia de Extremadura

El censo de población estaba formado por 434 vecinos o unidades familiares, lo que equivalía a unos 1700 habitantes, si aplicamos la ratio de un vecino igual a 3’84 habitantes. Por establecer una comparación, Alange tendría en torno a 580 habitantes, Villagonzalo 760 y Mérida 3840, cotejando las cifras del Interrogatorio y las del Censo de Floridablanca. Entre ellos había 28 hidalgos que formaban el estamento socialmente más favorecido, con privilegios como no pagar impuestos y servicios al concejo; 144 labradores, bien con tierras en propiedad o arrendadas que labraban con alguna yunta de labor, y 250 jornaleros que trabajan en labores del campo a cambio de un salario, que variaba en función de las estaciones del año y los distintos cultivos. El número de artesanos era escaso, tan sólo 14, que servían para cubrir las necesidades de La Zarza como zapateros, sastres, carpinteros o herreros.

Dos alcaldes y cuatro concejales

La administración municipal estaba formada por dos alcaldes ordinarios, cuatro regidores o concejales, catorce oficiales de justicia y un escribano público (Manuel Antonio Amarilla, que estuvo desde 1781 hasta 1794). No había gobernador, que lógicamente estaba en Mérida, alcaldes mayores, abogados, escribanos reales ni fiel de fecho (persona habilitada para suplir al escribano público, al contable o al alguacil en los ayuntamientos pequeños, testigo de los hechos inscritos en los documentos legales). Por último, vivía en La Zarza un familiar de Santo Oficio, que informaba al Tribunal de la Inquisición de Llerena sobre posibles herejías entre la población. Fue un cargo cotizado, pues disponía del privilegio de la exención de algunos impuestos, aparte de que su condición de familiar suponía el reconocimiento de la limpieza de sangre.

Mapa de Extremadura con la división en nueve partidos

Mapa de Extremadura con la división en nueve partidos

El Ayuntamiento poseía de propios (bienes de propiedad municipal como fincas rústicas, prados, dehesas y montes que proporcionan una renta al estar arrendados) y arbitrios (impuestos con los que se establecen fondos para gastos públicos) 6799’17 reales de vellón. El pósito municipal tenía un fondo de 3928’6 fanegas de trigo para prestar a los agricultores en la siembra, para evitar las hambrunas y las subidas excesivas de precio, al mismo tiempo un efectivo de 2331 reales. Era propietario de cinco dehesas de propios (la Cañada, Toconosa, Azauchosa, Alanjón y la Palacina) y dos dehesas regias (Holgado con una capacidad de 356 fanegas y Vega del Alanjón con 80), así como de varios terrenos de labor como el ejido del Molino Blanco y la suerte del Pilón. Todos estos terrenos municipales eran los que se solían arrendar para poder pagar los gastos propios del municipio.

Agricultura y ganadería

Como villa eminentemente agrícola y ganadera, predominaban los cereales de secano. Así, tenía una cosecha de trigo por quinquenio de 8840 fanegas y 9570 fanegas de cebada y avena, que se completaban con legumbres como las 500 fanegas de habas y 450 fanegas de garbanzos, así mismo producía bastante vino. Había mucho terreno inculto o sin cultivar dada la orografía montuosa del término municipal de La Zarza y “poco” terreno, así lo define el Interrogatorio, de acebuches que se pudieran injertar. Se completaba esta apartado con cuatro huertas para la obtención de frutas y hortalizas, que seguramente serían para consumo de sus propietarios, sin generar excedentes para su comercialización.

La cabaña ganadera se dedicaba a la alimentación (carne, leche y quesos), a la obtención de lana y cuero, para tirar del arado, abonar las tierras y como transporte. Se componía de 1100 cabezas de ganado vacuno (una cifra bastante elevada), 3600 de lanar, 1020 de cabrío, 1200 de cerda y 13 yeguas; no menciona la existencia de colmenas.

No contaba con maestro de latín ni con escuela de niños y niñas. Esta noticia choca con las informaciones aportadas por el catastro del Marqués de la Ensenada, realizado cuarenta años antes, donde menciona la existencia de un preceptor de gramática (Fernando Alonso Tarifa) y un maestro de primeras letras (Sebastián Paliza). Recoge la existencia de un boticario; pero no la de cirujano y médico (que también lo hubo anteriormente, Gregorio Gómez). Se aprecian graves deficiencias en educación y sanidad, fruto de los escasos recursos con que contaba el Ayuntamiento.

Por último, en lo relativo a asuntos religiosos, La Zarza contaba con una iglesia parroquial (San Martín de Tours), tres ermitas (Nuestra Señora de las Nieves -antigua ermita de San Fabián y San Sebastián-, San Gregorio y San Marcos), 14 beneficios y capellanías, y seis obras pías y cofradías (como la cofradía de las Ánimas y la de Nuestra Señora del Rosario). No existía ningún convento de frailes ni de monjas, tampoco había hospital. Había siete clérigos tonsurados y sacristanes que atendían los menesteres religiosos de la población y un ermitaño.

Fabián Lavado Rodríguez (Cronista Oficial de La Zarza)

HOY

HOYLa Zarza

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • Ayuntamiento de La Zarza
    • Anunciantes